Google

Sobre el polígrafo y la profesión de poligrafista

De Edixon Rodríguez, psicólogo y poligrafista

Por el ejercicio de mi profesión desde hace más o menos tres años y medio en el sector privado.
Casualmente estuve buscando información sobre el instrumento que utilizo
para desarrollar mi labor y tropecé con la página de el abedul y me interesó
mucho el comentario que usted hace sobre el uso del polígrafo.

Aclaro de antemano que mi intención no es de modo alguno convencerlo de lo
contrario respecto a lo que usted refleja en su escrito, pero sí comentarle
algunas cosas en relación con la poligrafía que pueden ser mal interpretadas
y por supuesto sesgadas por lo que los medios de comunicación sostienen
sobre el tema.

Usted pensará que en mi posición de poligrafista (psicofisiólogo forense)
pretendo defender el ejercicio de esta disciplina por el simple hecho de ser
parte de este gremio, pero créame que haré el esfuerzo por ser lo más
objetivo posible con el fin de exponer sin afectos lo que quiero
manifestarle.

De alguna forma entiendo su posición porque varias veces, por razones de la
labor que en aquella época realizaba, fui objeto del examen con el polìgrafo
y en igual cantidad de oportunidades puse en entredicho su validez y
confiabilidad. Una vez conocí las técnicas y el soporte científico que
sustenta el ejercicio de esta disciplina tuve suficientes argumentos para
ver la prueba de una manera más objetiva. Usted y yo, creo, estaríamos de
acuerdo en que no se puede juzgar algo sin antes conocerlo.

Una de las premisas básicas de la realización del examen se refiere a la no
invasión de la intimidad del sujeto. Cierto es que se hizo un gran escándalo
por los medios de comunicación sobre las preguntas que los señores fiscales
tuvieron que responder a los poligrafistas EXTRANJEROS que estuvieron a
cargo de realizar esos exámenes. Resalto la palabra anterior ya que quiero
comentarle que existen, como en muchas disciplinas profesionales, escuelas
que hacen algunos énfasis según sus bases epistemológicas y paradigmas, tema
que no es pertinente mencionar ahora.

Con lo anterior simplemente quiero decir que la escuela a la cual
pertenezco, a la cual pertenecen gran parte de los poligrafistas colombianos
y latinoamericanos, nunca me enseñó a utilizar métodos de tortura o a
tomarme el atrevimiento de inmiscuirme en los asuntos personales de una
persona que voluntariamente se somete a un examen que, lógicamente genera
además de incomidad, ansiedad y predisposición. Estas reacciones
fisiológicas NORMALES, no tienen ningún tipo de incidencia durante el
procedimiento, debido a que los instrumentos que utilizamos pueden
calibrarse de forma tal que esas reacciones no tengan repercusión en el
resultado del examen.

Está de más decir que es ilógico pensar que un examen de polígrafo por sí
solo resuelva un caso o proceso de investigación o se convierta en esa
herramienta que va a satisfacer esos oidos hábidos de verdad y de justicia.
Usted bien claro lo dice cuando sostiene que no es considerada una prueba
contundente; sin embargo esto no quiere decir que carezca de utilidad toda
vez que hace parte de los recursos técnicos y científicos disponibles para
ayudar a la justicia en su delicada labor de condenar al culpable y exonerar
al inocente.

La comunidad de poligrafistas se reciente al ver que su ejercicio ético y
profesional - hablo por aquellos quienes así actúan - se pisotea y se
distorsiona cuando los medios presentan al público técnicas evidentemente
inhumanas que nada tienen que ver con la metodología utilizada en un examen
de polígrafo y pretenden ilustrar lo que ocurre en ese procedimiento. Estas
imágenes bruscas que van en detrimento de la persona humana son asimiladas
por la gente del común como la prueba de la verdad, situación que nada tiene
que ver con la realidad.

Finalmente quiero decirle que las preguntas que se utilizan en un examen de
polígrafo tiene cada una su intencionalidad y justificación para ser
planteada durante el procedimiento. Ridiculizar el contenido o la intención
de las preguntas no hace más que fortalecer la imagen errónea que se tiene
del examen y opacar su utilidad. Reitero que es entendible la percepción que
se tiene del polígrafo más cuando quienes manejan los medios masivos de
comunicación se ensañan presentando imágenes de algo que evidentemente
desconocen.

Gracias por su atención.


Cordialmente,


Edixon Rodríguez


De: Francisco

Edixon Eduardo

Muchas gracias por tomarte tiempo con estos comentarios, en realidad no
estamos en desacuerdo en ningún punto.

Sobre el tema de las interaciones en los hombres y las máquinas yo estoy del
lado de las máquinas, puedes comprobarlo en otra nota desafiante sobre el
hombre y la máquina que está en los correos y que provocó también algunas
respuestas. Lo que me parece ridículo es que altos funcionarios del estado
salgan a mostrar el polígrafo como un espejo ante un país de indígenas que
no saben que eso refleja una imagen, o que lo tengan para usarlo como lo
hacía la bruja del cuento de Blanca de Nieves para obtener todas las respuestas.
Pero además estoy en desacuerdo con el uso de los polígráfos -es decir las
máquinas– para definir el destino de los hombres. Yo escuché las deplorables
entrevistas que dieron algunos fiscales despedidos a los manipuladores y
sexologos "periodistas" de los noticieros mantinales y sentí ganas de llorar
con ellos –una ella–, porque en su voz y en sus conceptos se sentía una
persona humana de gran calidad y un colombiano de orden superior que no supo
pasar la prueba. Por eso pregunto con Dostoievsky ¿Quien no ha deseado la
muerte de su padre? y yo creo que nadie pasa una prueba donde le pregunten si
alguna vez no querido arrojarle ácido nítrico al rostro de su jefe. No creo
nunca que los poligrafistas de la fiscalía así sean extranjeros hallan sido
"unéticos", pero presisamente esta asepcia los haya hecho presentar
informes "demasiado profesionales" de los que se valen no solo el fiscal, sino
que creo conoces los oscuros pasillos del poder en las grandes burocracias y
grupos humanos que fue aprovechado en contra de gente honesta y "algo
torcida".    

Te animo a escribir un correo mas completo sobre el tema para profundizar en la discusión,  un saludo y gracias

Francisco


Inicio

Recursos

Gaceta del Congreso 644 Proyecto de regulación

Francisco

El poligrafo en las verdades oficiales y los tipos de poligrafo que recuerdo

El hombre la máquina

Correos

Norberto Insuasty, Enrique Peña, Camilo Insuasty, Daniel Cano

El hombre y la máquina I



Diseño y Desarrollo Web