Google

 El Folklor

Esta sección es un brote inexplicable en las ramas del abedul, lejos del espíritu de Norberto en su ensayo sobre "El folklor y cultura en el Huila" que era una contribución para una revista la Universidad Sur Colombiana, aprovechó la oportunidad para compartirlo en la red. Este artículo ha resultado ser uno de los temas más leídos del sitio (mas de cinco mil visitas en los primeros cuatro meses de 2007). Como complemento de esta acogida nos hemos impuesto la tarea de enriquecer la lectura con escritos adicionales de expertos consagrados en el tema (Guillermo Abadía Morales, Jose Ignacio Perdomo Escobar, Andrés Rosa, Hernán Restrepo Duque). En este sentido hemos buscado las fuentes en aquellos documentos que han superado el paso de los años y que hoy son difíciles de localizar. No cabe duda de que hay muchos sitios con intentos de difundir las tradiciones musicales, pero ante la inquietud de tantos lectores que visitan el abedul asumimos como tarea personal la de procurar información del folklor colombiano. 

Sería muy alentador para nosotros recibir contribuciones sobre el tema de especialistas (o sus herederos) que veces dejan (o tienen) olvidados en los anaqueles de sus bibliotecas familiares verdaderos tesoros de la historia del folklor colombiano.

Por ejemplo, la Colección de Cantares Chocoanos de Rodolfo Arriaga de Itsmina de la cual solo se conocen catorce coplas gracias a que se las envió a Antonio José Restrepo. (1929)

Los tomos de doscientas páginas cada uno de “Versos populares del Suroeste y Cauca” de Antonio José Restrepo que quedaron en poder y al cuidado de Martín Zuluaga y Tobar en Venezuela, según lo dice Juan de Dios Uribe en la semblanza del autor, que creemos no se publicaron. (1929)

La colección de canciones de Eduardo Parra Peña, quien según José Ignacio Perdomo Escobar: “dedico su vida a copiar las canciones populares” y ruega el presbítero porque alguna entidad cultural la adquiera. (1938)

El manuscrito inédito del sacerdote Lucas de Batet, que según Miguel Ángel Martín trae mil Coplas de los blancos o indígenas del Putumayo y Caquetá. (1934)

O las carpetas de los cancioneros regionales presentados al concurso de la Academia Colombiana de la Lengua en 1940, que no resultaron ganadoras, varias de las cuales merecieron mención honorífica.


Cancionero popular, por Guatecano.
Cancionero poético-musical
de Urabá-Chocó,
por Claver.
Colección
de coplas
, por Lunar.
Tonadas
del Valle de Tenza
, por Trovador del Valle.
Coplas. Trovas populares, por Chin-Chip.
Los cantares
de la guerra y de la paz
, por Marcos Ca­milo.
Tirones del alma colombiana
, por Arfos.
Cantos populares
de los indios catíos
, por Dobiarisa.
Coplas populares, por Miguel de Laracha.
Cantares populares, por Roberto Cabra
Coplas populares, por Flaminio de Villalba.
807 coplas colombianas, por María de Mateus Madero.
Cancionero del Valle de Tenza, por Hilarión Pastrana.

O las grabaciones y el material fotográfico que Miguel Angel Martín hizo a Basilio Domínguez tocando la sirrampla en 1977.

O "la interesántisima colección de canciones, de autor anónimo unas, algunas de las cuales se remontan a la época de la independencia; originales del maestro otras, entre las cuales se destaca el pasillo-canción Todos callan"; en poder los hijos del autor Santos Cifuentes, (Buenos Aires, 1913) según lo anota Jorge Añez.

Y no pase lo que ocurrió con el manuscrito de la colección de "Canciones y Coplas Populares" del escritor Jorge Isaccs que fue descubierta arrumada en algún anaquel del archivo de la Bibloteca Nacional, felizmente publicada por Villegas Editores.

Con la publicación de estas coplas y textos sobre la música folklorica, no estamos yendo contra las tendencias musicales que se han impuesto en las nuevas generaciones, es obvio que el regetón, el rap, y los corridos prohibidos son la forma popular de la poesía cantada, y que el perreo será el baile del futuro, simplemente se busca rescatar la tradición oral de una época de la Colombia campesina anterior al radio y al transistor y que por falta de editores se está volviendo a perder.  

Los editores

Francisco y Norberto

Para el desarrollo de la estructura de la sección se adoptará inicialmente la clasificación de Guillermo Abadía Morales:

1. Bambuco
2. Torbellino
3. Guabinas
4. Rajaleñas
5. Sanjuanero
6. Pasillo
7. Danza
8. Joropo
9. Galerón
10. Pasaje
11. Zumba-Que-Zumba
12. Seis
13. Cumbia
14. Mapalé
15. Bullerengue O Chandé
16. Porro Palitiao (Gaita)
17. Porro Tapao (Puya)
18. Zafra
19. Abozado
20. Vaquería
21. Lumbalu
22. Paseo o Son Vallenato
23. Merengue
24. Currulao
25. Patacoré
26. Berejú
27. Aguabajo
28. Bunde
29. Chigualo
30. Makerule
31. Pango o Pangora
32. Alabao
33. Salve
34. Arrullo
35. Villancico
36. Jota
37. Danza Chocoana
38. Contradanza
39. Mazurka
40. Polka
41. Juga
42. Aguacorta
43. Agualarga
44. Aguachica
45. Andarele o Amanecer
46. Caramba
47. Caderona
48. Madruga
49. Tiguarandó
50. Saporrondó


Recursos

Arturo Cifuentes Toro

El Tiple

José Caicedo y Rojas

El Tiple

 



Diseño y Desarrollo Web